A contraluz

Archivos:

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Categorías:

  • 5-viernes
  • Arquitectura
  • arquiteratura
  • Cinefilas
  • Educacion
  • Egorias
  • Endoblogamia
  • Exohistorias
  • Homonimias
  • Humor
  • Ilustracion
  • Inconformismo
  • Leute
  • Libros
  • Linkoteka
  • Matinando
  • Musik
  • Policromias
  • Sociedad
  • Tolkien
  • Variete
  • Wishlist
  • Documentos:

  • Humo
  • Literarias
  • Luces
  • Reflejos
  • Sombras
  • vinculando

  • Blogalia

    La burra y los 40 reales

    2. Las personas homosexuales, como todos, están dotadas de la dignidad inalienable que corresponde a cada ser humano. No es en modo alguno aceptable que se las menosprecie, maltrate o discrimine. Es evidente que, en cuanto personas, tienen en la sociedad los mismos derechos que cualquier ciudadano y, en cuanto cristianos, están llamados a participar en la vida y en la misión de la Iglesia. Condenamos una vez más las expresiones o los comportamientos que lesionan la dignidad de estas personas y sus derechos; y llamamos de nuevo a los católicos a respetarlas y a acogerlas como corresponde a una caridad verdadera y coherente.

    Iban bastante bien encaminados, pero ya la jorobaron en el siguiente párrafo:
    3. Con todo, ante la inusitada innovación legal anunciada, tenemos el deber de recordar también algo tan obvio y natural como que el matrimonio no puede ser contraído más que por personas de diverso sexo: una mujer y un varón. A dos personas del mismo sexo no les asiste ningún derecho a contraer matrimonio entre ellas. El Estado, por su parte, no puede reconocer este derecho inexistente, a no ser actuando de un modo arbitrario que excede sus capacidades y que dañará, sin duda muy seriamente, el bien común. Las razones que avalan estas proposiciones son de orden antropológico, social y jurídico. Las repasamos sucintamente, siguiendo de cerca las recientes orientaciones del Papa a este respecto.

    ¿El bienestar social excede las capacidades del Estado?

    2004-12-12 01:00 | Categoría: | 5 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://eledhwen.blogalia.com//trackbacks/24222

    Comentarios

    1
    De: descalza Fecha: 2004-12-12 20:18

    en fin, más papel mojado...



    2
    De: Vendell Fecha: 2004-12-12 20:48

    "El Estado, por su parte, no puede reconocer este derecho inexistente, a no ser actuando de un modo arbitrario"

    Vaya, pensaba que eso es precisamente lo que hace el Estado (lo que hacemos los ciudadanos cuando nos organizamos): crear derechos e implementar los mecanismos para que se hagan realidad.



    3
    De: Andûr Fecha: 2004-12-13 01:25

    Supongo que desde su punto de vista, el Estado está inmiscuyéndose en el terreno de la ética y la moralidad, y que ése es SU terreno, por derecho.

    La costumbre de miles de años, claro. Pero desde "nuestro" punto de vista es una cuestión de libertad, no de moralidad, y yo opino que la igualdad de libertades entre los ciudadanos es algo por lo que elegimos a representantes, para que luchen por ese derecho.

    Bien, y habiendo dicho esto, ¿cuándo me pagará el Estado un útero? Tengo tanto derecho a incubar a una cría como la que más.



    4
    De: Níniel Fecha: 2004-12-13 09:05

    Es más de lo mismo, solamente. Y no te creas que el primer párrafo es mucho mejor... eso de "acogerlas por caridad cristiana" me repatea... a ver qué se piensan que son para mostrar caridad a alguien que no la desea. Me resultaría totalmente humillante.

    Pero de todos modos, lo único que hay que esperar es que se callen de una maldita vez, que vuelvan a sus iglesias y a sus conventos, todos pagados con dinero del estado, y que prediquen a sus fieles. A los demás que nos dejen tranquilos, que ya tenemos suficientes preocupaciones como para que vengan estos a hacer de mosca cojonera, ¿no crees?

    Un besote!



    5
    De: eledhwen Fecha: 2004-12-13 21:32

    Esteee... a ver, tormenta de ideas:
    - "Dad a Dios lo que es de Dios y a César lo que es del César".
    - Hablamos de reconocer este tipo de matrimonio por parte del Estado, nadie obliga a que lo reconozca la Iglesia.
    - Dije que iban por buen camino, no que hubiesen llegado.
    - Mezcla de todo esto y unas poquitas hierbas.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.70.8 (194f9dd487)
    Comentario

    © 2002 - 2003 eledhwen
    Powered by Blogalia